Mi segunda piel y yo: Carta de una paciente

Soy Maite G y nací el 9 de junio de 2002.

Tengo un hermano que se llama Julen. Yo era una niña como cualquier otra, pero a los seis años empecé a ir al traumatólogo porque vieron que tenía una desviación de columna bastante importante: Mi espalda era como una S.

Fui a un hospital más grande y me dijeron que me tenían que poner un corsé, que es como llevar una escayola en todo el tronco para rectificar mi espalda. Soy como un arbolito que necesita su palo de madera para crecer recto y que no se tuerza. En una ortopedia me hicieron el molde del corsé. La primera vez que me lo pusieron, me dolía mucho y me sentía rara y diferente a los demás. Tenía miedo de ir al colegio con él, porque creía que no me iban a aceptar por llevarlo. Pero me equivoqué, porque todo el mundo quería estar conmigo. Para evitar que el corsé me haga heridas, tengo que llevar una camiseta debajo de él. Encontrar ropa adecuada y que no se note mucho es complicado. En verano no me puedo poner tirantes, así que paso mucho calor. El corsé me cambió la vida y me hizo verla de otra forma. La gente te tiene que aceptar tal como eres y no rechazarte por ser diferente.

Yo, al principio, creía que el médico y los de la ortopedia me querían fastidiar la vida, pero me di cuenta de que me estaban ayudando. El de la ortopedia me decía que éramos un equipo: Tú, el médico y yo, juntos, arreglaremos tu espalda.

Eso me daba muchos ánimos porque sé que no estoy sola en esto. A los diez años estuve en rehabilitación para que me enseñaran una tabla de gimnasia para fortalecer mis músculos, iba de 7 de la mañana hasta las 9. La tengo que hacer durante toda mi vida. Allí conocí a más personas como yo y había algunas que se lo ponían muy poco tiempo.

Ahora tengo trece años y todavía no me lo han quitado. Me dicen que me queda menos, estoy deseando que me lo quiten. Yo personalmente animo a las personas que lo necesitan, que se lo pongan y que por mucho que fastidie que luchen por su espalda porque si algo os digo es que si yo lo he conseguido vosotros también podéis.


0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario